El personal de la Unidad de Mama de la calle Vargas ya ha realizado las primeras pruebas con el nuevo equipo.

Instalado en Vargas un mamógrafo capaz de detectar "los tumores difíciles de ver"

cantabria 15/03/2017 07:14 |0

El nuevo equipo, con la innovadora tecnología de la tomosíntesis, asumirá todas las revisiones de las mujeres de Santander que acudan al cribado del cáncer de mama

Afinar el diagnóstico del cáncer de mama, especialmente en aquellas lesiones difíciles de detectar en mamografías simples, que se pueden pasar por alto o dejan la puerta abierta a la incertidumbre. Esa será la principal aportación del nuevo mamógrafo digital que ya está instalado en la Unidad de Mama del centro de salud de la calle Vargas, gracias a la innovadora tecnología en 3D conocida como tomosíntesis. En él serán exploradas todas las mujeres del área de Santander que participen en el programa de detección precoz de cáncer de mama de la Dirección General de Salud Pública, que este año afronta su 11ª vuelta, el llamamiento a la revisión que se realiza cada dos años a todas las cántabras de 50 a 69 años con el objetivo de reducir la mortalidad por esta enfermedad y aumentar la supervivencia y la calidad de vida de las pacientes.

Este nuevo equipo, en el que el Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha invertido 254.000 euros, se enmarca dentro del plan de renovación puesto en marcha por la Consejería de Sanidad hace un año con la sustitución del mamógrafo de Hospital Sierrallana, en Torrelavega.

254.000

euros es el precio del mamógrafo digital instalado en la Unidad de Vargas, de la empresa Emsor.

"La instalación finalizó la semana pasada, ya hemos realizado las primeras pruebas y se ha procedido a la formación de los profesionales que se encargarán de su manejo. Sólo nos queda acondicionar pequeños detalles (espejos, cabinas, mobiliario...), y esperamos tener organizadas las agendas para finales de mes", señala Mar Sánchez Movellán, jefa de sección de Programas de Salud de la Mujer de la Dirección General de Salud Pública. El SCS mantendrá su dotación de seis mamógrafos, aunque la retirada del viejo equipo de Vargas se prevé para mediados de junio, de tal forma que "se utilicen los dos de forma simultánea durante estos dos meses y medio para aligerar el retraso acumulado en las exploraciones", apunta Sánchez.

Recientemente, la Sociedad Europea de Imagen Mamaria (EUSOBI) ha señalado que la tomosíntesis será la ‘mamografía de rutina’ en un futuro próximo. "Con la incorporación y uso de esta tecnología se abren nuevas perspectivas en relación a la mejora en las cifras de detección precoz, reducción de falsos positivos y disminución del número de derivaciones de mujeres al hospital para estudios complementarios", subrayan desde Salud Pública. No en vano, se estima que "la tomosíntesis digital es capaz de aumentar la detección de cáncer de mama en más de un 30%. Este incremento se debe a que esta tecnología es muy útil para descubrir cánceres que son muy sutiles o invisibles en la mamografía convencional, como microcalcificaciones o asimetrías del tejido".

Recreación en 3D

A diferencia de los equipos tradicionales, que realizan un disparo de rayos X, este aparato de alta tecnología preparado para utilizar la tomosíntesis –el SCS lo ha adquirido ya con sus correspondientes licencias–, plasma todas las capas del volumen de la mama a partir de múltiples microdisparos que describe un arco alrededor del pecho. A partir de esos puntos de vista, el ordenador es capaz de reconstruir el grosor de la mama por planos y hacer una recreación virtual en 3D. Este tipo de estudios da una información mucho más completa a los radiólogos, encargados de llegar al diagnóstico.

6

mamógrafos tiene el SCS, en Valdecilla, en Vargas, en Sierrallana, en un centro de salud de Torrelavega, en Laredo y el portátil.

Al tiempo que se dota de nuevo equipo, la Unidad de Vargas se traslada de planta, ya que pasa de la tercera a la sexta, la misma en la que se encuentra el Centro de Salud Sexual y Reproductiva La Cagiga. Para la instalación de este mamógrafo ha sido preciso acondicionar el espacio con una reforma que motivó la reubicación provisional del equipo de La Cagiga a las Tres Torres de Valdecilla. Aunque estos trabajos han llegado a su fin, el edificio de Vargas aún tiene por delante las obras de las plantas quinta, séptima y octava, futuro destino de la Gerencia de AtenciónPrimaria, ahora sita en el edificio anexo a la Residencia.

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELDIARIOMONTANES

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x