Los capitanes de las peñas. Arriba, Rubén Haya (Roper), Benito Fernández (C. Sampedro), Jonathan García (Comillas), Víctor de la Torre (Ribamontán), Rubén Rodríguez (Peñacastillo), Jesús Salmón (Borbolla) y F. Javier Ceballos (La Rasilla). Abajo, Óscar Cianca (Los Remedios), Rubén Samperio (Mali), Fernando de la Hoz (Gajano), Manuel Domínguez (Sobarzo), Isaac López (J. Cuesta), Alfonso González (Torrelavega) y José R. Pedrosa (Riotuerto).

La Liga ya prepara la bolera

cantabria 11/02/2017 19:26 |0

Las peñas de División de Honor presentaron ayer la temporada, que comenzará el 25 de marzo

Tras el largo parón invernal, el bolo palma está a punto de despertar de sus meses de hibernación. Ayer, en Meruelo, comenzó a desperezarse. Las peñas de División de Honor tuvieron el primer encuentro del año. Todavía no para jugar, sino para participar en la Gala Apebol, la que organiza el organismo que agrupa a los 14 equipos de la máxima categoría. Caras conocidas. Presidentes, jugadores, socios, directivos de la Federación Cántabra... Y también otras nuevas.

Porque la campaña que arrancará el próximo 25 de marzo –más o menos a la misma altura del año que en ediciones anteriores– servirá para dar la bienvenida a dos nuevos clubes: Comercial Santiago y Mali. Ni los de Gajano ni los de Puente Arce habían tenido hasta ahora la oportunidad de competir con las grandes del deporte vernáculo de Cantabria. Ambas afrontan el reto con ilusión, pero con los pies en el suelo y sabiendo que su objetivo no puede ser otro que la permanencia. Con esa actitud asistieron al sorteo del calendario liguero y al de los emparejamientos de la Copa Apebol, el primer torneo del curso que disputará su fase final en una bolera portátil que se instalará en el centro comercial Bahía de Santander, en el marco de las jornadas bolísticas de El Corte Inglés.

Mali y Gajano participan este año por primera vez en la máxima categoría del bolo palma

Mali, Gajano y los modestos por un lado. Y en el otro extremo de una Liga que se presume muy desigual está Hermanos Borbolla. Los de Noja saldrán a las boleras con la condición de favoritos y con la obligación autoimpuesta de revalidar el título de campeón. Para algo tienen como capitán a Jesús Salmón y al hombre que se convirtió en el gran protagonista del circuito individual al imponerse tanto en el CIRE como en el CINA, Óscar González. Tras la salida de Rubén Rodríguez a Peñacastillo, se han reforzado con Sebi Iturbe. Junto a ellos estarán Lolo Lavid, campeón de España en 2015, y Raúl de Juana.

A Puertas Roper le toca la difícil tarea de frustrar las intenciones de los costeros. Los de Camargo realizaron un buen 2016, con grandes resultados en las competiciones coperas –se llevaron el Torneo Presidente y el de la FEB– y en los campeonatos por parejas con triunfos tanto en el Regional como en el Nacional, pero no estuvieron tan finos en la Liga. El liderazgo de Rúbén Haya, de nuevo campeón de España, no fue suficiente en la competición de la regularidad. Pero la prueba de que el curso se aprobó con nota es que la directiva que encabeza Gerardo Castanedo ha decidido no hacer cambios en la plantilla. No es la única peña que repite cromos. También lo hacen Mali, Riotuerto y Comillas.

Refuerzos

Por lo contrario ha optado Peñacastillo, una de las que, sobre el papel, más ha trabajado a la hora de reforzarse. Con estos cambios, en teoría, también tienen que estar arriba. La pasada campaña realizó un gran comienzo de temporada, pero después no aguantó el ritmo. Algo parecido ocurrió a Ribamontán al Mar, que estuvo en cabeza de la tabla durante varias jornadas. Los de la Cavada, Torrelavega Siec o Casa Sampedro también están en el grupo de los que aspiran a dar la sorpresa. Quizás alguno más, como J. Cuesta. Es difícil dar nombres porque todo lo que no sea Borbolla y Roper en la zona alta será justamente eso, una sorpresa.

Quien sorprendió y mucho en 2016 fue Sobarzo. Los de Penagos fueron, sin duda, la peña revelación del año pasado. Tanto, que llegaron con opciones de levantar el trofeo hasta la última jornada de Liga. Pero no pudo ser. Ahora, sin su capitán, Carlos Gandarillas –ha cambiado su casa por Peñacastillo– pero con la llegada de Antonio Sagredo y José Manuel González, doble campeón juvenil, es una de las incógnitas de la competición. Si repiten la trayectoria de la última campaña, pueden tener más problemas Comillas, Los Remedios y La Rasilla. En los dos últimos casos, hay que destacar que en 2016 aguantaron en División de Honor a pesar de ser los recién ascendidos. Ahora, intentarán no volver a pagar la novatada y no llegar sufriendo al final.

Un final que, este curso, llegará más tarde. La gran novedad –y casi la única– de la temporada es que esta terminará la segunda semana de agosto, dos semanas más tarde de lo normal para reducir el número de jornadas dobles y apretar menos el calendario. En mes y medio comienzan los bolos.

TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELDIARIOMONTANES

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x