Kamal, durante un entrenamiento en La Albericia.

Kamal ya no es del Racing

Santander 12/01/2017 19:54 |0

El mallorquín rescinde el contrato que le vinculaba al club cántabro hasta el próximo 30 de junio

Mohamed Kamal ya no es jugador del Racing. Tras alcanzar un acuerdo ambas partes, club y jugador han rescindido el contrato que les unía hasta el próximo 30 de junio. Ahora, el defensa mallorquín ya es libre para firmar por otro equipo que le dé los minutos que no tuvo en el Racing (330 minutos repartidos en nueve partidos en temporada y media). El que más papeletas tiene es el Mensajero canario, aunque aún no es oficial su fichaje. Allí sustituirá al cántabro Cristian Portilla, que este mismo jueves anunció su marcha a Estados Unidos. Con quien sí coincidirá es con el laredano Nacho Rodríguez.

El Racing ha aprovechado el comunicado de prensa del anuncio de la rescisión para agradecer al jugador su comportamiento desde que llegara a Santander en el verano de 2015, al tiempo que le desea mucho éxito en su carrera profesional.

Las claves

Aportación

Fue titular los tres primeros partidos de la pasada campaña y después desapareció

Coste

El Racing le abonará hasta el último día de trabajo, pero no el contrato completo

Profesionalidad

Su comportamiento ha sido ejemplar, pese a saber que no se contaba con él

La operación, por lo que al Racing concierne, queda finiquitada y el jugador está a la espera de firmar su nuevo contrato con el que será su equipo lo que resta de temporada. En cuanto a su destino también parece que los representantes de Kamal están decididos a darle una vuelta de tuerca más a todo. Desde hace semanas es conocido –y confirmado– el interés que el Racing de Ferrol puso en hacerse con los servicios del mallorquín. La necesidad de dar salida a un jugador para poder contar con una ficha vacante en el ‘otro’ Racing impidió la llegada de Kamal. En Ferrol parece que han demorado la operación tanto que se han entrometido varios equipos. El que con más fuerza ha pujado –según adelantó la Cadena Ser– por el exracinguista ha sido el Mensajero, equipo canario del grupo II de la Segunda B, que actualmente es decimoquinto y lucha por evitar el descenso.

Se marchará con una aportación de 330 minutos en una temporada y media

Han pasado 17 meses desde que Kamal fichase por el Racing, procedente de la Cultural Leonesa. A su llegada despertó buenas sensaciones en los partidos amistosos del verano de 2015. Comenzó como titular la Liga, a las órdenes de Pedro Munitis, pero después de tres jornadas en las que el Racing no supo ni pudo firmar un arranque acorde a las expectativas del club, el mallorquín pasó al ostracismo. La recuperación de Granero y la llegada de Álvaro Peña al equipo terminó por mandarle al cuarto oscuro. Durante toda la temporada con el del Barrio Pesquero en el banquillo tan solo reapareció en tres ocasiones y su participación fue mínima. Sumó 330 minutos, los mismos con los que ha dicho adiós al Racing ya que con Ángel Viadero como técnico ni se estrenó. Pese a que el actual entrenador racinguista siempre reiteró lo mismo –"Kamal es uno más"–, la verdadera realidad es que su futuro en El Sardinero estaba condenado. Aun así, su marcha llegó a convertirse en un disparate, ya que tanto en el mercado de invierno de 2016, como en el verano pasado su nombre fue el primero en decorar la lista de descartes. Tanto el futbolista como el club verdiblanco reconocieron en numerosas ocasiones que lo mejor para ambos era una salida, que paradójicamente no se producía de ninguna manera. Es obvio que el jugador, con un contrato atractivo –su ficha tenía un coste muy cercano a la media de la plantilla– en Santander, siempre dejó claro que sólo saldría si al menos en su lugar de destino podría recibir lo mismo que en el Racing. Hasta cierto punto algo natural. Sin embargo, la operación se fue estancando; al tiempo que Kamal no jugaba, su valoración decrecía y el posible interés de otros clubes cada día que pasaba era menor.

Los 17 meses de inactividad –en lo que a competición se refiere– han pasado factura a todas las partes. Por un lado, el Racing lo ha tenido que pagar sin sacarle partido y, por otro, el jugador se ha pasado más de una temporada y media en blanco.

Lo que no se puede decir es que en todo este tiempo el mallorquín se haya comportado de un modo poco decoroso.Ni mucho menos. "Es un profesional", admitía su compañero Córcoles en La Albericia. Ha mantenido una actitud intachable cada semana aún a sabiendas de que tan solo entraría en la convocatoria si el equipo se quedaba sin efectivos. Ahora, el Racing tendrá una ficha libre para incorporar a su ansiado delantero. A ver cuánto tarda.

TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

EN CONTEXTO
COMENTARIOS

©ELDIARIOMONTANES

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x