Héber sale del césped para buscar un balón controlado por el entrenador de la Cultural, Rubén de la Barrera.

Un camino, a priori, más fácil

Santander 21/03/2017 08:21 |0

Después de 30 jornadas, al Racing le resta enfrentarse a seis de los últimos ocho clasificados

El Racing salió bastante satisfecho con su empate de León. Al fin y al cabo, era lo que fue a buscar. Al menos, no perder. Pero el valor real de ese punto lo dictaminarán las próximas ocho jornadas. El sprint final del campeonato regular. Ángel Viadero y su equipo eligieron jugar sus cartas a los ocho encuentros que quedan antes que a una sola mano frente al líder. Son dos puntos de desventaja con respecto a la Cultural. Y son tres los candidatos por el título, después de que el Celta B haya aprovechado las tablas entre sus dos predecesores para meterse de lleno en la lucha por el título. De aquí en adelante habrá codazos, golpes de riñón y, seguramente, también foto finish. El vencedor final se puede dilucidar por menos de una rueda.

Sobre el papel, o mejor dicho sobre la clasificación, el Racing tiene un calendario más favorable. De hecho, el equipo cántabro se enfrenta a seis de los últimos ocho clasificados, más Coruxo e Izarra, situados en la zona media de la tabla y con poco por lo que luchar. El conjunto verdiblanco iniciará este último tramo liguero el domingo -17.00 horas- frente al colista, en los Campos de Sport. El Somozas llega prácticamente desahuciado a Santander. A trece puntos de los puestos de salvación, cuando sólo restan trece en disputa. Dentro de este periplo gallego, el Racing visitará una semana después a un Coruxo que apenas tiene opciones de alcanzar la cuarta plaza y recibe posteriormente al Boiro, que sigue luchando por la permanencia.

Los cuatro siguientes rivales verdiblancos también están jugándose la vida por la parte baja de la clasificación: Arandina (fuera), Caudal (casa), Guijuelo (fuera) y Mutilvera (casa). El Racing cerrará el campeonato en Estella, frente al Izarra. Merkatondoa no es buen destino para tratar de hacer los deberes de última hora por la peculiaridad del terreno de juego. Aunque en favor del conjunto montañés está la posibilidad más que probable de que el cuadro navarro ya no se juegue absolutamente nada a esas alturas.

El Celta B tiene un calendario muy similar al del Racing. Se verá las caras con Somozas (casa), Coruxo (fuera), Boiro (casa), Arandina (fuera), Caudal (casa) y Guijuelo (fuera). Esos son los seis últimos encuentros de la Liga para el equipo de Alejandro Menéndez. Sin embargo, su calendario tiene dos diferencias importantes y que pueden resultar claves con respecto al guión racinguista. Precisamente, los dos últimos rivales de los cántabros: Ponferradina y Cultural Leonesa. El actual segundo clasificado recibe el domingo, a las 12.00 horas, al ya exequipo de Pedro Munitis, que debería llegar a Barreiro con un nuevo entrenador. Y ya se sabe que, en esas circunstancias de tener un jefe nuevo en la oficina, los futbolistas suelen pinar las orejas. Una semana después llegará el enfrentamiento directo entre los actuales primer y segundo clasificado. Cultural y Celta B se verán las caras en el Reino de León, en un partido del que el Racing podrá sacar provechó si cumple con su parte.

Antes de ese duelo, el líder visitará el domingo al Palencia, a las 12.15 horas. Los castellanos se encuentran en posiciones de descenso, pero siguen peleando por la salvación, como demostraron el domingo en El Toralín. Se encuentran a dos puntos de los puestos de permanencia. Después de una complicadísima temporada por La Balastera, no están dispuestos a morir en la orilla.

Una vez dilucidado el choque frente al Celta B, la Cultural viajará a Pasarón para enfrentarse a un Pontevedra que sigue defendiendo con uñas y dientes su cuarta posición. Posteriormente, el cuadro leonés se enfrentará a un Racing de Ferrol con la permanencia prácticamente sellada, antes de enfrentarse a domicilio a un Burgos que sigue en situación de peligro.

Le Lealtad (casa), casi salvado; el Valladolid B (fuera), que puede tener a esas alturas aún opciones de alcanzar la cuarta posición y un Osasuna B que seguramente no tendrá nada por lo que pelear en la última jornada del campeonato serán los tres encuentros que cierren la Liga regular para el actual líder del grupo I de Segunda División B.

Primera vuelta

La tabla dice que el Racing cuenta con el calendario más favorable de los tres contendientes en la lucha por el título. Sin embargo, la práctica no siempre sigue la lógica. Sólo hay que ver los resultados cosechados en la primera vuelta, durante este mismo segmento, por el equipo cántabro, la Cultural Leonesa y el Celta B. En esos ocho encuentros antes de alcanzar el ecuador del campeonato, el cuadro leonés salió claramente beneficiado. El conjunto dirigido por Rubén de la Barrera sumó 19 puntos, por los 15 de Celta B y Racing, respectivamente.

El balance montañés fue de cuatro victorias, tres empates y una derrota. Coincidió con la época de más dudas para los verdiblancos, después de las graves lesiones y la crisis de resultados iniciada ante la Ponferradina en tierras bercianas. Los de Ángel Viadero empataron en Somozas (1-1) y cayeron en casa frente al Coruxo (0-1). Salvaron los muebles a última hora en Boiro (0-1), pero no levantaron cabeza en los Campos de Sport contra la modesta Arandina (0-0). Los triunfos ante Caudal (2-3) y Guijuelo (1-0) parecieron mitigar las vacas flacas, pero la imagen del Racing tocó fondo en Mutilva (1-1). Ante el Izarra, con la ausencia de dos hombres importantes como Héber y Dani Aquino, cumplió con una victoria por la mínima (2-1).

La Cultural se acercó a la perfección en esos últimos ocho partidos de la primera vuelta. Seis victorias, un empate y una derrota. Los leoneses infrigieron una seria goleada al Palencia (6-0) y vencieron en el duelo directo contra el Celta B (0-1). Castigó al Pontevedra (3-0) y logró un sufrido triunfo en A Malata contra el Racing de Ferrol (2-3). Ganó con solvencia al Burgos (2-0), antes de empatar en Villaviciosa (1-1). Y cerró este tramo con una victoria cómoda ante el Valladolid B (3-0) y su primera derrota de todo el campeonato, en la jornada 19: frente a Osasuna B (2-1). Ahí se acabó la inmortalidad del líder.

Más irregular fue el Celta B, aunque sacó los mismos puntos que el Racing. Encadenó cinco victorias y tres derrotas. Los gallegos cayeron contra la Ponferradina de Munitis (1-0) y repitieron tropiezo en casa contra la Cultural (0-1). Remontaron el vuelo con cuatro triunfos consecutivos: Somozas (0-2), Coruxo (1-0), Boiro (1-4) y Arandina (5-0). El Caudal de Mieres quebró la racha olívica (3-2) y los celestes completaron esa etapa con una victoria contra el Guijuelo (2-1).

Lógicamente, se trata únicamente de una estadística difícil de repetir, pero si los números de los tres equipos se repitiesen, el Racing sería el mayor perjudicado. La Cultural Leonesa terminaría el campeonato levantando la copa, con 86 puntos, pulverizando el récord de la Segunda División B, que se encuentra en 82. El Celta B sumaría 80. Los mismos que el Racing, pero los gallegos serían segundos gracias al golaverage particular con los cántabros. Porque uno de los principales debes del equipo de Ángel Viadero se ha producido contra los principales rivales. Contra el Celta B tiene ese capítulo perdido y frente a la Cultural, aunque está empatado, la gran cantidad de goles marcados por los leoneses hace prácticamente imposible superarles en el cómputo general.

Las dinámicas

Y, ¿cómo llegan los tres contendientes a este tramo de la competición? El Racing, seguramente, en su mejor momento de la temporada. El equipo verdiblanco parece haber encontrado una nueva identidad después de las graves lesiones de la primera vuelta. Los fichajes han elevado el nivel de la plantilla. Y el domingo, frente al Somozas, el cuadro cántabro puede superar su marca de nueve partidos sin perder que logró en el inicio del campeonato.

Por su parte, la Cultural Leonesa ha superado la gran marejada de dudas que sufrió, aunque ya no es el equipo imbatible de la primera parte de la Liga. Seguirá compitiendo, pero, probablemente, también se deje algún punto por el camino. Ya no es infalible. Además, pierde a uno de sus hombres claves en defensa, como es el holandés Zuiverloon, que cayó lesionado ante el Racing. Estará cerca de un mes de baja por una rotura de fibras en los isquiotibiales.

El Celta B es el tapado y, a día de hoy, quizá el más peligroso. Los gallegos están intratables. Su pólvora en ataque sigue dejando rivales en la cuneta y ha terminado por meterse como candidato de pleno derecho en la lucha por el título. Además, la presión no es la misma para un filial que para dos históricos como Racing y Cultural. Sin la obligación de ascender, las piernas no suelen bloquearse.

TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELDIARIOMONTANES

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x