El príncipe Guillermo, con su esposa Catalina y sus hijos en Canadá. El pantalón del príncipe Jorge y los zapatos de la princesa Carlota son de la marca cántabra Doña Carmen.

Los dos hijos de los duques de Cambridge visten de una marca cántabra

12/02/2017 14:21 |0

En la visita de los nietos de la Reina Isabel II a Canadá, los príncipes Jorge y Carlota lucieron modelos de Doña Carmen

Dos de los niños más fotografiados por los reporteros del papel cuché, Jorge y Carlota de Cambridge, hijos de los príncipes Guillermo y Catalina -duques de Cambridge-, visten con ropa de la firma cántabra Doña Carmen. Así lo confirma María Laguna, perteneciente a la segunda generación de esta empresa familiar que fundó su madre, Mariló Malo, en 1970, y que ahora dirige junto con su hermana Marta. Durante el viaje de los príncipes con sus hijos a Canadá el pasado mes de septiembre, la curiosidad se disparó. Las redes sociales se hicieron eco de la novedad: Jorge y Carlota iban vestidos con prendas de una firma española. "Era la nuestra. Fue una gran sorpresa", apunta Laguna.

"Nos enteramos por las redes sociales. Hay gente que se dedica a investigar de qué marca es la ropa que llevan las personalidades. En este caso, los niños de los duques de Cambridge. Decían que los zapatos azules y otros granates de Carlota y los pantalones cortos de pana de los mismos colores del niño, eran nuestros. Aunque todo indicaba que era así, yo no tenía la seguridad, porque no éramos conscientes de que nadie vinculado a la Familia Real Británica hubiera comprado en nuestras tiendas o por internet", agrega la copropietaria de la empresa.

A los tres días de que la familia inglesa regresase de su viaje por Canadá, en una de las fotos que cuelga en la aplicación Instagram "una chica que se dedica a seguir la vida pública de los príncipes de Inglaterra (@hrh_princesscharlotte_), aparece Carlota con unos zapatos y nos etiquetan a nosotros, a la marca de Doña Carmen, como procedencia. Al ver la suela con el ratoncito grabado (característico de nuestro calzado), nos dimos cuenta de que podían serlo, pero no teníamos constancia de que ninguno de nuestros artículos hubieran sido enviados a algún miembro de la Familia Real inglesa".

Y así empezó la locura: "Llamadas de la revista People, de Estados Unidos, de The Mirror, de Reino Unido, Vanitatis, de Madrid... Y todos querían saber lo mismo: que si les podíamos confirmar que la ropa era nuestra, algo que no hicimos. Los perfiles de las redes sociales que se dedican a esto, empiezan a difundir las imágenes. Y a los dos días de la publicación de la imagen de Carlota, aparece el príncipe Jorge con nuestros pantalones cortos. Y vuelta a empezar todo el barullo".

Pero esta prudencia tuvo su recompensa, ya que a la semana siguiente de todo el revuelo, la primera semana de octubre, "nos llegó un agradecimiento (a través de un correo electrónico) de la 'nanny' de los niños, María Teresa Turrión Borrallo, que es española. Simplemente nos daba las gracias 'por la profesionalidad a la hora de respetar la identidad de los clientes'. Sin más. No hay mejor confirmación que esta. Por fin teníamos claro que eran nuestros pantalones y zapatitos, cuyo modelo se ha quedado con el nombre de 'Charlotte', porque así nos lo piden", señala la empresaria santanderina.

También confiesa que aunque el nombre "me sonaba muchísimo, no sabía quién era, así que lo metí en Google y ahí me apareció su imagen, vestida de nanny inglesa. Increíble".

Desde el principio "estaba casi segura de que eran nuestros productos. Me los sé de memoria. Los diseñamos nosotras y los fabricamos en España y Portugal. Se los he puesto a mis hijos. Vamos, que son un poco míos, y aunque hay muchos parecidos, algo me decía que sí podían ser".

La primera tienda

Doña Carmen tuvo su primera tienda (que aún se mantiene y ahora está en plenas obras de mejora) en la calle Isabel II, frente al Mercado de la Esperanza. Pero de la mano de las hermanas Laguna, ahora están presentes en 20 ciudades españolas, donde tienen abiertas 23 tiendas y venden a través de internet a toda Europa, Sudamérica, Estados Unidos y Australia. En Cantabria tienen cuatro (dos en Santander, una en Torrelavega y otra en el centro comercial de Valle Real), en las que trabajan doce personas.

Sus sospechas apuntan a que la artífice de las compras "es la niñera. Ella es de Palencia y creemos que conoce la tienda de Valladolid. Alguien debe comprar por ella, porque nosotros no tenemos constancia de haber hecho ningún envío a la residencia de los príncipes. Sé que han seguido comprándonos. En Navidades, el príncipe Jorge volvió a llevar unos pantalones nuestros debajo de un abriguito". Aseguró que "la repercusión ha sido tremenda. Nos llaman de todos los rincones de Europa pidiéndonos los zapatos 'Charlotte', que no deja de ser el zapato tradicional español". Entre risas comenta que "ahora sólo nos falta que a la boda de Pipa Middleton (hermana de la princesa Catalina) vayan vestidos de Doña Carmen. ¡Ese sí que sería un buen objetivo!".

Aunque la moda cambia cada temporada, y hay tiendas de ropa de niños para todos los gustos, "nosotros mantenemos un estilo clásico y tradicional, actualizado a los tiempos de hoy, que sigue gustando mucho. Te sorprendería la cantidad de gente que sigue comprando el faldón de piqué de toda la vida".

Su almacén en el polígono de Candina es estos días un hervidero. "Estamos en pleno diseño de la colección de invierno que viene. Nosotros diseñamos todo y elegimos las telas aquí mismo. La decisión de fabricar en España es porque sabemos que los padres quieren lo mejor para sus hijos y aquí lo tenemos. La marca España es sinónimo de calidad, aquí y fuera de nuestras fronteras. Preferimos tener menos margen, pero no sacrificamos calidad", concluye.

TEMAS

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELDIARIOMONTANES

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x